sábado, 4 de junio de 2016

Confesiones Lacustres


Por lo que creemos saber, si hay café habrá una tendencia a una verdad implacable, el barrio de San Diego logró sobrevivir a la muerte de tantos turistas intimidados por el holocausto mediático publicitario. Si hablará, por favor.

No hay comentarios: