lunes, 20 de junio de 2016

Confesiones Lacustres


Ojalá pueda, algún segundo, comer una carbonada con palmitos como ensalada habitual, si bien no tengo todo, tengo la mirada del observador. Gracias, calle en el sur.

No hay comentarios: