sábado, 18 de junio de 2016

Confesiones Lacustres


Ahora que seguimos envejeciendo con énfasis, que la vida es arder en preguntas escritas en una servilleta llena de poros, solo que existe esa necesidad de sobrevivencia y autopreservación para que validar miles de títulos académicos sin ser leídos, por lo menos, el dueño del As captó lo mismo que Nicanor Parra respecto a la estupidez humana.

No hay comentarios: