sábado, 25 de junio de 2016

Confesiones Lacustres


Un ciudadano envejece a medida que señala la importancia de comer y, con ello, ayudar a dar motivos extras a las calles para observar más allá de su rostro. De esta manera, las piruetas continúan haciendo de las suyas familiares.

No hay comentarios: