sábado, 28 de mayo de 2016

Confesiones Lacustres


El ser humano,  puede ser objeto de las más extrañas señales de una calle y a su vez de comentarios de “pie de página”, sin generar demasiada polémica, la estructura de la personalidad, de cada de nosotros: es un estar siempre queriendo.

No hay comentarios: