sábado, 21 de mayo de 2016

Confesiones Lacustres


El ritual olvidado de no conectarse con los demás y evitar estallar en llantos cagones mientras llueve sin adjetivos urbanos, siguen marcando pauta como sucesos finitos pero interesantes, dejan secuelas y escombros, sus calambres del alma dibujan vírgenes miradas que acontecen. Después, alguien optó por pedir un Juan Valdez más una de sus especialidades agridulces.

No hay comentarios: