sábado, 21 de mayo de 2016

Confesiones Lacustres


Mucho de azar cuando no se verbaliza a través de las palabras algún síntoma provocador de algo súbito. En ocasiones, los segundos cansan a un exclusivo café con endulzantes exóticos.

No hay comentarios:

MURIÓ LA BALA

Después de unos segundos de ojos emocionados y de desconectarme del celular, su encantadora perfomance de su sorde...