domingo, 17 de abril de 2016

Confesiones Lacustres


Lo que una enfermedad genera en un ser humano, y nada es para siempre, puede sugerir la inagotable capacidad de adaptación de los anticuerpos con su propio lenguaje ordinario. Después, sin pedir auxilio al pasado.  

No hay comentarios: