miércoles, 27 de abril de 2016

Confesiones Lacustres


Cuando confrontas al recuerdo recién horneado con sus propias verdades oficiales, solo comer a determinadas horas, jamás esperando recompensa alguna, relatar una historia personal impregnada de sagradas enfermedades, en consecuencia, disponer de otras horas para redescubrir el lenguaje propio del sándwich Chacarero.

No hay comentarios: