sábado, 30 de abril de 2016

Confesiones Lacustres


Con la necesidad biológica, de satisfacer la gula, la empanada de mariscos aporta con la limpieza moral de un palabra, a fin de cuentas, este joven de las enfermedades latentes juega a jugar el sueño de alguien. Mientras tanto, la vida sugiere un nuevo café de grano.

No hay comentarios: