sábado, 30 de abril de 2016

Confesiones Lacustres


De repente, un camino hacia la sumisión absoluta, el cambio continúa trabajando afanosamente y siempre bajo perfil, por lo que Heráclito no alcanza a explicar tantas complejidades vivenciales de nuestro amigo. Ya no es interesante señalar el nombre del joven adulto, porque será pronto polvo y un pálido reflejo de un cuento de William Shakespeare.

No hay comentarios: