miércoles, 27 de abril de 2016

Confesiones Lacustres


Desde la sencillez silenciosa de un café inexperto hasta una joven mujer adicta a trabajar en el persa, continuamos haciendo turismo aventura, solo que ella comparte instancias de intimidad singular con sus reflexiones sobre la educación formal estandarizada. Si bien no olvida su viaje a Pucón, cree en extraer la ordinariez de lo extraordinario de los silencios sagrados de un plebiscito reducido a monosílabos.

No hay comentarios: