viernes, 29 de abril de 2016

Confesiones Lacustres


Ahora bien, la existencia concreta de cualquier hijo de vecino sugiere que las calles usan sus propias herramientas ideológicas, en este caso, para introducirnos al mundo de las interpretaciones gourmet, la verdad abunda en los chocolates amargos que permite mantener la fuerza vital del joven suscrito a Fonasa. Sin abrigos adecuados, sin ocupaciones termales convincentes, construye un manantial de invenciones deductivas a partir de una nuble algo blanca.

No hay comentarios: