sábado, 30 de abril de 2016

Confesiones Lacustres


Después esperan que los turistas estén a la altura, volumen y profundidad de su propia miseria. Ahora, sufrir es una palabra dispuesta a dejar cesante al propio lenguaje humano, sigamos sacándole brillo a las nubes del presente.

No hay comentarios: