sábado, 23 de abril de 2016

Confesiones Lacustres


Como una ilusoria percepción de que siempre estamos acompañados, aún cuando las permanentes socializaciones repentinas condimentan su intimidad en desarrollo, para que busquemos algo constatando otros panes crujientes, desde ir a la sencillez siniestra de otro Lago sin nombre. Luego, distintas ficciones conforman una nueva comida que considera la opción de la propina.

No hay comentarios: