miércoles, 27 de abril de 2016

Confesiones Lacustres


La respuesta que emerge. Del mismo modo, las personas persisten en su travesía por la aventura de existir envejeciendo, dar un horizonte de sentido a medida que dialogas con el amigo indigente. De repente, come huevos duros a las 7 de la mañana. Tiene harto persa, calle, barrio y carece de la solemnidad eterna de usar un microondas.

No hay comentarios: