domingo, 24 de abril de 2016

Confesiones Lacustres


Como resulta afanarse intensamente con las formas singulares de observación artesanal, que este personaje asume envejeciendo, como una glamorosa excusa para seguir perpetrando sucesos callejeros del Persa en democracia.

No hay comentarios:

MURIÓ LA BALA

Después de unos segundos de ojos emocionados y de desconectarme del celular, su encantadora perfomance de su sorde...