domingo, 17 de abril de 2016

Confesiones Lacustres


Una que otra conversación en las orillas del Lago Villarrica, ante todo, dejó su impronta demencial en la subjetividad estival de los turistas. Porque en ellos hay inauguraciones que generan valiosas tonterías. 

No hay comentarios: