sábado, 5 de marzo de 2016

Confesiones Lacustres


Las miserias sin énfasis que pintan la realidad gregaria del edificio cultural de cada instante en el sur. A medida que los turistas usan progresivamente sus dispositivos móviles, cámaras fotográficas seculares y sus respectivos lenguajes naturales, de súbito, construyen posibilidades callejeras a través del llamado único al Hostal “Gladys”.

No hay comentarios: