miércoles, 16 de marzo de 2016

Confesiones Lacustres


Teniendo en cuenta que mucho pan puede significar algo, la historia personal de cualquier hijo de vecino, resulta aterrador la impronta imperecedera, porque recurre a diversas experiencias anónimas de saber callejero, respecto al sufrimiento humano adopta la actitud de un indigente caminando en su propio sueño, de vez en cuando, asume la postura desaprendida de observar más allá de una marraqueta.

No hay comentarios: