domingo, 27 de marzo de 2016

Confesiones Lacustres


El estilo incipiente de un individuo inclinado a la locura, según cualquier indigente que voluntariamente optó por visitar el hospital psiquiátrico, entre realidades cotidianas hemos comprado dulces árabes, y la antigüedad de los años indica que las calles contiguas al negocio, separó el té gourmet del café de Oriente Medio. Pero si hay servilletas, hay todo un rostro en expansión.

No hay comentarios: