sábado, 5 de marzo de 2016

Confesiones Lacustres


El proyecto inacabado que cada persona provoca, la alucinante conversión existencial desempeñada tanto por la biología de la vida como por sus carencias afectivas, cuyas pasajeras alegrías son libros de literatura rusa y de ensayos sobre historia política de las ideas modernas. Todo lo leído, fue coloreado junto a un té helado más las marraquetas de una calle deprimida.

No hay comentarios: