sábado, 5 de marzo de 2016

Confesiones Lacustres


Pero cuando hablamos de acudir al fenómeno de la vida humana, desde la estridente agonía que impone un día feriado, por ejemplo, considerar la opción de cometer finitas pero ilimitadas valiosas tonterías y menos memes sobre las imperfecciones de los estudiantes de escuelas con grifos amarillos, de manera tal, que el cambio sea algo intrínseco al suave resplandor que acompaña a una calle con escombros silencios. Solo que todavía el bus muestra su capacidad de observación.

No hay comentarios: