sábado, 5 de marzo de 2016

Confesiones Lacustres


Lo que será, será con énfasis. Si bien puede ser una verdad de hecho, sin mayores certezas lógicas, que vida humana como una pasión insufrible, uno de los papeles de Toalla Nova jugó a ser dueño del boliche junto a las excentricidades neuronales del cuerpo humano de sus incumbentes, para esos pasajeros muy inclinados a los peos en democracia.

No hay comentarios: