lunes, 7 de marzo de 2016

Confesiones Lacustres


De mutaciones aleatorias pasamos al progresivo espectáculo de ser segundos impuestos cuyas características más interesantes, como el humor sardónico ante las situaciones límites durante un desayuno, la lucidez corrosiva para darse cuenta de la complejidad surrealista de una once veraniega y la evidencia concluyente del cuerpo humano en movimiento, agregan barrio a los alrededores de Pucón.

No hay comentarios: