viernes, 18 de marzo de 2016

Confesiones Lacustres


No existió ningún instante en que los turistas lograran percibir la ordinariez de lo extraordinario, en cada patio de un liceo escolarizado y arquitectónicamente carcelario, por lo que habrá dramas ficticios en las oficinas de burócratas que no usan cremas humectantes, la irrupción de un café trasciende las narrativas de la Guerra Fría, no obstante esto, el protagonista de esta aventura convirtió sus adicciones en calles recién inauguradas.

No hay comentarios: