viernes, 11 de marzo de 2016

Confesiones Lacustres


Se puede evocar un suceso gourmet con sus lógicas implacables, valiosas tonterías termales, pintorescas ascensiones referidas a cualquier volcán de La Araucanía y la verdad de hecho respecto a la ausencia de Arrollados Primaveras. No hubo aceite milenario, pero muchos jóvenes adolescentes intentan ser dioses pequeños.

No hay comentarios: