jueves, 4 de febrero de 2016

Historias de Persa


Esta observación no está, por decirlo así, en el mundo de carretes universitarios, puesto que escapa al espacio, tiempo, causalidad, y sobre todo escapa del principio de presunción de inocencia, señalado por fabricantes de fabulas griegos, durante la comunicación del “Melón con vino” o sacarse “los mocos de la nariz” en medio de una conversación temeraria.

No hay comentarios: