miércoles, 10 de febrero de 2016

Historias de Persa


Sin embargo, cuando se trata de analizar la vida individual de los protagonistas, éstos buscan ocultar sus heridas psíquicas mediante inventos biográficos de calles sin nombres oficiales, en tanto otros jóvenes adolescentes pueden llorar sin la ayuda del Principito y “ pelan el ajo” ante el mundo real de la modernidad callejera, el problema de los problemas para nuestros amigos, que el cambio es lo único permanente. A veces, les inventan grandes prontuarios legales para creer que somos modelos a seguir. No obstante, no basta porque somos esclavos del día y su habitación.

No hay comentarios: