miércoles, 24 de febrero de 2016

Confesiones Lacustres


Ante todo, diversos heroísmos anónimos dibujaron lugares extraños a medida que el bus recorría cientos de kilómetros, en ocasiones, lo ético era intentar dormir sin el subsidio de manos extrañas. A propósito de esto, la ministro de educación también defeca de manera occidental.

No hay comentarios: