miércoles, 24 de febrero de 2016

Confesiones Lacustres


Intentando ser un adicto observador de la vida humana en movimiento, nacían y morían por medio de un bus, con el juramento repentino de saber que somos meros paréntesis de algo muy grande y vasto, aún cuando los milagros inesperados de comer panes ligeros puede ser el factor principal de perder una religión.

No hay comentarios: