miércoles, 24 de febrero de 2016

Confesiones Lacustres


Las miradas mutuas asombran al estomago humano, a fin de cuentas, en la madrugada de un viernes, irrumpieron los sándwich de ave-palta. Por esto mismo, emergió una especial inclinación a lo verde de la palta. Después, el viento del sur engendró sus secretos más inexpresables.

No hay comentarios: