jueves, 28 de enero de 2016

Historias de Persa



Un estado de perpetuidad cómica provocan los dueños de las botillerías al vivir conscientes de que somos escultores del tiempo, a nuestra manera, donde hay realidad callejera habrá una historia genealógica del sufrimiento. No subestimando a los indigentes personajes de la esquina de Américo Vespucio con Gran Avenida.

No hay comentarios: