jueves, 28 de enero de 2016

Historias de Persa


¿Estamos perplejos por tener calle y barrio en nuestras vidas personales al lado del persa con sus propios vínculos de pertenencia? Son aleatorias demostraciones de aburrimiento, del mismo modo, pasajeros instantes de fruición etílica, no bastan los testículos y ovarios. Por eso mismo, ya no acudimos a la libertad de expresión de una calle sino de la omnipotencia del silencio.

No hay comentarios: