jueves, 28 de enero de 2016

Historias de Persa


Hay una calle descrita por él, en el que no hay diversión ni sosiego posible: valle de lágrimas en perpetua negociación. Esa emergencia coincidiría genuinamente con el nuestro. De impecable naturaleza ciudadana, al más ilustre de sus moradores, nuestros vendedores de remedios en Off y trabajadores arriba de un camión, generan deseos que nunca llegará a colmar.

No hay comentarios: