jueves, 28 de enero de 2016

Historias de Persa


Cuando nace una calle, somos maquinas pulsionales inclinados a actuar conforme de acuerdo a los encadenamientos mentales del querer, porque la vida individual de cada hijo de vecino sigue constreñida a una postura ética estandarizada, dicha postura engendra demonios incomprendidos, un lenguaje para dar respuesta al AS agridulce.  

No hay comentarios: