jueves, 28 de enero de 2016

Historias de Persa


Solo esperando que las ruedas del camión, de los amigos recolectores, de súbito, escribió las huellas de nacimiento de un naciente café de grano por medio de la complicidad cosmopolita de unos jóvenes en busca de los tormentos necesarios para victimizarse ante el ciclo sin fin de una enfermedad: el ADN continúa jugando.

No hay comentarios: