jueves, 28 de enero de 2016

Historias de Persa


Día a día todas las calles amanecen como si fueran protagonistas de un ritual laico, desde niños corriendo para adornar sus inocencias salvajes en democracia hasta perros durmiendo bajo el silencio intermitente del viento, que acude a ellas sin más obligación que la de observar los negocios aparentes de los indecibles dueños del persa.

No hay comentarios: