martes, 26 de enero de 2016

Historias de Persa


 El desear algo, el querer comprar y el observar, son propios de la voluntad de cualquier hijo de vecino, porque finalmente es esa voluntad la que provoca una calle precisa, de la que se derivan los tormentos ciudadanos. Por lo que él dirá que en esencia toda persa es incertidumbre, porque precisamente comprar es siempre un querer insatisfecho.

No hay comentarios:

PIRUETAS PAGANAS

Incluso, algo divertido resultó a pesar de ser breves como una nube, desde el punto de vista callejero, porque nadi...