miércoles, 13 de enero de 2016

Historias de Persa


Ese trabajo bien elaborado para cumplir con nuestra misión de no estar dedicados al caos o, por lo menos, intentarlo para abrir otras sendas de pensamiento planetario. Lo cual, esto mismo, imprime la inmoderada sujeción al cambio, en este caso, del dueño del carro de “As al paso”.

No hay comentarios:

MURIÓ LA BALA

Después de unos segundos de ojos emocionados y de desconectarme del celular, su encantadora perfomance de su sorde...