miércoles, 16 de diciembre de 2015

Historias de Persa

Cada aspecto del lugar público era un recordatorio de silencios mutilados, no lograron jugar a cierto juego ritualizado, para que unos cuantos perros dibujaron sombras sin fama humana, por lo que las calles del persa son un buen confidente.

No hay comentarios: