miércoles, 30 de diciembre de 2015

Historias de Persa


Quedan días para crear, degustar y vender sándwich. El dueño del carro escuchaba su voz interior mientras vivía en un departamento bajo el auspicio del subsidio estatal. En donde desconocemos la habitualidad de lo inescrutable de unas servilletas A Cuenta. Su única duda sobre las certezas absolutas del colesterol, la intersubjetividad condimenta nuestra percepción espacio-temporal, que cierta calle necesita llorar.

No hay comentarios: