jueves, 17 de diciembre de 2015

Historias de Persa

Ahora he constatado que la existencia humana puede alternar entre enigmáticos secretos callejeros y sucesivos valles de lágrimas, ante esto, nuestra protagonista nos obsequia la herencia eterna de intereses creados. No hay música en el bazar de Don Jorge. 

No hay comentarios: