lunes, 21 de diciembre de 2015

Historias de Persa

Sólo espero ser digno de mi propio sufrimiento, resultante del juego demencial entre calle y familia, porque servirá para justificar un vuelta más en la feria navideña.

No hay comentarios: