sábado, 7 de noviembre de 2015

Jóvenes Mujeres

Contigo aprendí a disipar momentos para usar un rímel más allá de toda consideración callejera.
Contigo aprendí a equivocarme a través de un lápiz pasta punta gruesa.

Contigo aprendí a usar guías de preuniversitario para convertirme en autómatas vivientes.

No hay comentarios: