sábado, 7 de noviembre de 2015

Jóvenes Mujeres

Contigo aprendí a respetar las miserias hormonales de un tercer piso plagado de obviedades gestuales.
Contigo aprendí que las personas siempre están condicionadas pero ignoran el cómo..
Contigo aprendí que los objetos tecnológicos generan idiotismos epidérmicos.

Contigo aprendí que las elfas y orcas son protagonistas de un ritual olvidado.

No hay comentarios: