viernes, 27 de noviembre de 2015

Historias de Persa

A medida que los ciudadanos observaban la impronta imperecedera de un sonido distinto, el persa se convertía en un valle de claroscuros emergentes, hasta el último PYME escuchaba la belleza terrible de un violín de primera mano. Sólo su intérprete captó la complicidad con el persa de Los Morros.

No hay comentarios:

TATUAJES

De todas maneras, ella buscaba trascender la tiranía de lo cotidiano a través de sutiles movimientos corporales para diagnosticar s...