domingo, 29 de noviembre de 2015

Historias de Persa


No resulta complejo comprar en un persa porque la democracia continúa progresando en sus taras congénitas. Con ello, nuestros niños son experimentaciones en ciernes. También juegan a llorar por una contundente porción de papas fritas.

No hay comentarios: