miércoles, 10 de junio de 2015

Negociando ante un instante

Uno que otro bípedo respeta el silencio elocuente del bolero, también valora la sensatez temeraria de la música docta, algo de sumisión por la matemática de Bach y ciertos jóvenes diabéticos dotados de mochilas con barrio.

No hay comentarios: