sábado, 13 de junio de 2015

Negociando ante un instante

No hay palabra que se pierda, pero el lenguaje usa sus propias razones para jugar, y los humanos intentan aclarar sus “demonios internos” bajo la influencia de variadas expresiones de alcohol. 

No hay comentarios: